Diferencias entre DEMENCIA SENIL Y ALZHEIMER

Es normal que hoy en día en diversas ocasiones se utilice ambos términos para indicar la pérdida de memoria o síntomas que relacionen a la memoria en personas de avanzada edad. Pero, en este artículo aclararemos los conceptos de tal manera que te ayudaran a entenderlos y sobre todo a saber diferenciar lo que posiblemente uno de tus seres queridos o incluso nosotros mismos podríamos padecer en el mediano o largo plazo.

DEMENCIA SENIL

Primero que nada, aclaremos algo que hasta el día hoy sigue siendo un término mal utilizado. La Frase “Demencia Senil” es incorrecta para referirse alguna enfermedad, ya que simplemente significa la pérdida de facultades en la ancianidad y no determina si ha sido provocada por alguna enfermedad.

La Demencia Senil refiere a la demencia, como tal, condición que tienen millones de personas y se caracteriza por el DETERIORO EN LAS FUNCIONES INTELECTUALES al punto que podría llegar a ser dependiente; es decir, necesitar de otra persona para poder ayudarle en actividades diarias o de subsistencia. Cabe indicar que podría empezar con la pérdida de memoria.

El problema más relevante al mal uso del término es que GENERALIZA UNA CONDICIÓN MUY AMPLIA, QUE TIENE MUCHAS CAUSAS. Lo apropiado sería decir “Demencia debido a la enfermedad de alzheimer, demencia con cuerpos de lewy probable, etc”

ALZHEIMER (Link a Lo que deberías saber sobre el Alzheimer para estar preparado)

El  Alzheimer es una enfermedad que afecta el cerebro. Cuando una persona sufre de alzhéimer en su cerebro se van acumulando unas sustancias que atrofian las neuronas, las células encargadas de que pensemos, recordemos, prestemos atención y más. Literalmente estamos hablando de que es lo que nos hace humanos.

El Alzheimer no es una característica normal de la vejez. El factor de riesgo conocido más importante es el aumento de la edad, y la mayoría de las personas con Alzheimer son mayores de 65 años. Pero el Alzheimer no es solo una enfermedad de la vejez.

 

CONCLUSIÓN

Podemos concluir que la Demencia Senil es una de las diversas demencias que una persona podría desarrollar y que por otro lado el Alzheimer es la enfermedad que provoca entre el 60 y 80% de los casos de Demencia Senil en el mundo.

Te gustó? Compártelo!