¿QUÉ HACER SI NUESTROS ABUELITOS NO QUIEREN TOMAR SUS MEDICAMENTOS?

Es muy común escuchar que en varias ocasiones los adultos mayores se nieguen a tomar sus medicamentos o muestren algún rechazo hacia ellos, lo que puede ser muy desgastante para el cuidador por los desafíos que presenta. Aunque nuestros abuelitos no lo vean así, siempre se busca lo mejor para ellos y es ahí cuando se forma la interrogante de ¿qué hacer frente a este desafío para que se tomen los medicamentos de forma constante?, por ello, en este artículo hablaremos sobre algunos consejos para enfrentar esta situación y superar cualquier comportamiento difícil que se presente, siendo el primer paso el recordar que se debe actuar con paciencia y ver la situación desde la perspectiva del adulto mayor. 

Consejos valiosos:

1. El mejor lugar para brindarle su medicación es en un espacio o ambiente tranquilo, asegúrese de que haya un entorno de calma, puede ser música suave y que lo vea a usted también tranquilo.

2. El rechazo al medicamento también puede ser propio al hecho de que se sientan atacados, por ello explicarles cada paso a realizar sería un buen método, además de darles tiempo y motivarlos a que también participen durante el proceso, quizás ellos mismos levantar la pastilla hacia su boca y usted ayudarlo a acercar suavemente el vaso con agua hacia su boca, de esta forma entenderán el proceso realizada y que usted le brida la asistencia que necesitan.

3. Considere que durante algunas horas del día nuestros abuelitos son más accesibles que en otras, por lo que usted mejor que nadie sabe en qué hora se puede sentir más a gusto de tomarlas. De modo que, si lo considera necesario puede hablar con su médico para pedir un cambio en hora de la dosis.

4. Otra razón para el rechazo, puede ser causado por la tensión al ver muchos frascos de pastillas o tabletas, quizás se encuentran sobre su mesa de noche y para tenerlos al alcanzo, pero ello puede significar abrumador para nuestros abuelitos, por ello es mejor guardarlos y mostrar solo una pastilla a la vez.

5. Algunas pastillas pueden ser grandes o difíciles de tragar, por lo que sería adecuado triturarlas y mezclarlos con sus alimentos, para ello consulte con su médico antes, ya que no todas las pastillas son triturables.

 

Para finalizar, debe recordar también que siempre habrá la posibilidad de que alguno o todos estos métodos fallen, y ahí es cuando lo mejor será dejar todo de lado por unos minutos para sí poder calmarse, y luego volver a la tarea de la medicación en 10 o 15 minutos. El Roble brinda estos consejos porque sabe que cada abuelito es diferente y presentan comportamientos distintos, lo que funciona ahora puede que en un periodo de tiempo distinto no funcione, de modo que, es necesario llevar un control siempre los métodos que se utilizan.

Te gustó? Compártelo!